Archivo de la etiqueta: picar

Pasqua: Del aperitivo a las copas de media noche

HA CERRADO

Pasqua Vintage Lounge es uno de esos sitios que alguien tiene que contarte que existe o con el que tienes que tropezarte caminando en una ruta de descubrimientos, porque no lo ves al pasar. Este pequeño local está en la calle Vallehermoso, esquina a una calle pequeñita, aunque una vez que sabes que existe (y se han dado a conocer muy bien, porque muchos blogs y guías hablan de ellos) su ubicación es estupenda. Está cerca de los teatros del Canal y del Golf, así que es un sitio muy recomendable  para tomar algo después de dar unas bolas o al salir del teatro.

Sigue leyendo

Entre los museos y Huertas

Ayer fui a almorzar con unas amigas a La Mucca de Prado. Ya conocía el otro restaurante, el primero que abrieron en la Plaza de Carlos Cambronero, porque me ha invitado a cenar en  un par de ocasiones  mi amiga Yol, la autora de Cuantas Cosas Barrería, con motivo de su cumpleaños y las dos veces cenamos muy bien. Ella había encargado el menú con antelación y nos pusieron cosas ricas y variadas: pizzas, ensaladas… La decoración también es muy original, pero al conocer el  restaurante de la calle del Prado me ha parecido más bonito.

El local es muy amplio y luminoso y está puesto con mucho estilo. El servicio es muy amable. Al llamar pedí una mesa que nos diera la posibilidad de sentarnos con un coche de bebé, porque venía mi amiga Ana con su niña- tiene cuatro meses y lo pasó bomba viendo el movimiento, los colores de las cosas y persiguiendo todos los sonidos-. Cuando llegamos nos habían reservado una mesa con espacio para el cochecito y quitaron  sillas  antes de que llegara Ana para facilitarle el acceso con la bebé. Estas cosas son muy de agradecer, la verdad.

Tomamos  unas croquetas para compartir y después un plato cada una: lasaña, quesadillas, pizza de boletus y pizza popeye. Todo estaba bastante bueno,  pero igual que en el otro restaurante, lo más rico  es  la pizza de boletus. No sé cuál será el secreto, pero está buenísima. Sospecho que esa es la especialidad de la casa, porque en las dos fiestas de cumpleaños a todos nos pareció también que estaba deliciosa.

El sitio es muy agradable y por el tipo de comida muy recomendable para ir con los chicos, esos adolescentes con los que es difícil hacer planes sin que les parezca todo un espanto.

No cierra

Precio medio:  25 euros

-          Lo mejor: El conjunto del restaurante

-          Lo peor: En esta primera visita no hay que destacar aquí

C/ Del Prado, 16 Tel.  914 202 349 Mapa de situación

C/Plaza de Carlos Cambronero, 4 Tel. 915 210 000. Mapa del sitio


Por La Latina

La Latina cuenta con miles de sitios donde ir a tomar unas cañas, picar o comer algo. Los domingos, debido al Rastro, hay demasiada gente, aunque incluso así es un barrio agradable, sobre todo a mediodía.  Cada vez que voy descubro algún sitio nuevo, porque tengo  que reconocer que mi recorrido es siempre bastante largo y variado. A veces, voy desde el Palacio Real y en otras ocasiones desde la Plaza mayor. Si no quieres hacer una ruta tan larga, puedes pasarte horas sin salir de La Cava Baja.

Como será un barrio por el que nos pasearemos  de vez en cuando desde este blog, iré contando las rutas  que vaya haciendo los días que tomo algo por allí. Voy a empezar por la que hice el sábado y que me gustó mucho. Tomamos una cañita en El Tomás (en la esquina de la Plaza  de humilladero con la Cava Baja). No sé si se llama así en recuerdo del pequeño y antiguo bar que ocupaba ese local, y que Tomás abría sólo los domingos, o es el mismo dueño que ha decidido renovar sus bares y por eso mantiene el nombre. En el antiguo, el vermut era estupendo y en el bar que abría durante la semana en la calle Humilladero, los pinchos  eran los mejores de la zona. De esto hace ya muchos años.

La segunda parada la hicimos en Juana la Loca para tomar su famosa tortilla de patatas y cebolla caramelizada. Además, tomamos un pincho de jamón con tomatito picado que  también estaba  rico. Tengo que volver para probar unos mejillones con una pinta estupenda  que tomaba todo el mundo y otro pincho de huevo confitado y trufado que me enganchó nada más verlo. El inconveniente es que los pinchos son caritos.

La siguiente visita fue a El Escaldón. Fuimos a este restaurante canario  a comer unas papas con mojo que están buenísimas. Seguimos rumbo hacia la Plaza Mayor, porque queríamos tomar morcilla de león que, aunque está muy rica es demasiado picante para mí, en la Sidrería Maestro Villa en la Cava de San Miguel.

Para tomar el postre mi idea era ir a Mulata que tiene unas tartas estupendas y tés  muy originales, pero por el camino encontramos dos sitios muy divertidos y no llegamos hasta allí. Primero pasamos por una pastelería que se llama Happy Day Bakery Cofee de la calle Cuchilleros, pero ahí compramos los pasteles para llevarlos a casa. Son buenos y divertidos, de colores chillones y con adornos un poco frikis.  Al final  acabamos sentándonos a  tomar  tarta de queso y otra  de dos chocolates en un japo que se llama Okashi Sanda. No eran las mejores del mundo, pero tuvo su gracia.

Hombre, fantástico a los 50

Una noche cualquiera, ¿dónde irías a cenar?

Durante la semana suelo salir más a picar algo que a cenar de manera formal. Si tengo que decidir sobre la marcha me suelo quedar por mi barrio. Un sitio que me gusta mucho es  Alkalde. Está todo bastante bueno y la tortilla de patata es excelente.

Una noche especial, ¿qué restaurante elegirías?

Me encanta la comida japonesa, así que casi seguro me decidiría por el 99 Sushi Bar . Se come bien y el ambiente es agradable.

Sales a cenar con tus amigos a un sitio informal, divertido… ¿Cómo te vestirías?

Con vaqueros y una camisa, y a partir de ahora con un jersey, por si acaso.

Invitas a una chica a cenar por primera vez. ¿Dónde la llevarías para sumar positivos?

Depende del tipo de chica, pero suelo elegir sitios pequeños y con encanto. Me gustan mucho los restaurantes tipo bistró francés como El Viejo León.

¿Qué te pondrías en la primera cita? ¿Cómo esperas que venga vestida?

Me pondría o vaqueros oscuros o chinos con camisa y chaqueta sport. Me gustaría que ella viniera atractiva pero natural; bien peinada y bien perfumada.

Ella te invita para “corresponder” a tus invitaciones ¿Dónde te gustaría que te llevara?

A algún sitio que reflejara su personalidad. El típico restaurante donde al llegar encuentres que ella encaja perfectamente.

Saldrías por piernas si te llevara a…

Al típico sitio que notas que ha elegido para impresionar y donde ves que no se siente verdaderamente a gusto.

Noche especial, sitio chic… ¿Cómo te gustaría que viniera vestida? ¿Tú qué te pondrías?

Elegante, con tacones y un buen perfume. Yo me pondría chaqueta, zapatos y un buen reloj.

Compras y picoteo en Chueca

Cada día me divierte más salir los sábados por la mañana, sin rumbo fijo, a descubrir tiendas, cafés o sitios para tomar algo.  Aunque en Madrid hay muchas zonas que ofrecen esta posibilidad, una de mis preferidas es Chueca. Como ya conté en otro post, siempre encuentro algo nuevo y diferente en alguna tienda de la zona. No sólo de ropa y complementos, también cosas curiosas, objetos de decoración, libros y claro,  algún bar que otro en el que ir haciendo descansos.

Este sábado estuve bastante tiempo dando vueltas por este barrio. Iba con unas amigas a las que les gusta también hacer este plan y decidimos quedarnos a comer de picoteo por la zona. Primero tomamos una cañita en la Taberna de Ángel Sierra (calle Gravina 11), un clásico de la zona donde lo más típico es tomar un vermut. Para picar algo, nuestra primera parada fue el Cisne Azul (calle Gravina, 19). La especialidad de este restaurante son las setas así que es obligatorio probarlas. Muchas veces, cuando voy, comemos  las que ellos mismos me recomiendan. Tomamos  unas cañas con un revuelto de setas  y unos garbanzos, que nos ofrecieron como tapa de la casa y que nos parecieron espectaculares. La cuenta fue unos siete euros por persona.  A continuación fuimos a tomar unos pinchos a El Cano (calle Conde de Xiquena, 10. Hay otro en la calle Lagasca, 7). Para mí, lo  mejor con diferencia es la mini hamburguesa de buey. Tomamos dos o tres pinchos por persona y una caña. En total fueron unos 10 euros cada uno.

taberna de Ángel Sierra

El Cisne Azul

El Cano

Tras otro paseo, descubriendo nuevas y estupendas tiendas, decidimos sentarnos a tomar el postre en Pomme Sucre (calle Barquillo,  49). Esta pastelería sirve unos dulces estupendos. El mejor, sin duda, la caracola, de las mejores que he tomado.

Cena entre semana

Un sitio que me gusta para cenar o picar algo cualquier día de semana es La Lumbre de Ponzano. Es una pequeña taberna con un comedor que sólo tiene cuatro o cinco mesas y una barra, no mucho más grande,  donde se puede tapear.

La lumbre de ponzano

Casi todo lo que sirven es  de buena calidad y bien cocinado. Muy rica  la tortilla y el  salmorejo, buenas tostas y mejores quesos. Si no encuentras mesa también te preparan algo  en la barra. Yo creo que siempre he ido sin reserva y, entre semana,  no he tenido problema. La  oferta de vinos es bastante variada y el servicio muy amable.

Siempre me olvido de hacer fotos o me da vergüenza porque casi fotografía al señor de la mesa de al lado en primer plano. A ver si hago y las pongo aquí.

Cierra los lunes

Precio medio: 30 €

- Lo mejor:La calidad de los productos y el servicio

-Lo peor: En la zona de barra hay mucho ruido

C/ Ponzano, 51 Teléfono 913 99 51 42 Mapa de situación